El pasado sábado a la tarde, aproximadamente a la hora 20, personal de guardia del Destacamento N° 1 La Orilla -de la ciudad de Esperanza- se percató de la muerte de “Chiquito”, un perro mestizo, que se encontraba alojado en dicha dependencia policial en carácter de secuestro -a disposición del Juzgado Correccional de la 6ª Nominación de la ciudad de Santa Fe-, desde el 9 de enero de 2003.
En consecuencia, se solicitó colaboración de pares del Grupo Técnico Criminalístico de la Unidad Regional XI, a fin de contar con fotografías pertinentes. Y a la médica veterinaria Mónica Impini se pidió que efectúe la certificación médica correspondiente por el deceso del animal.
Se memora que fue trasladado para su alojamiento al Destacamento perteneciente de la Comisaría 2ª de San Carlos Centro, en relación a actuaciones prevencionales por lesiones leves culposas, hecho por el cual tomó conocimiento e intervención el magistrado antes mencionado.

OTROS DETALLES

“Chiquito”, estuvo privado de su libertad por haber mordido a un vecino de San Carlos, hace 7 años. Por jurisdicción fue trasladado a una dependencia policíaca de Esperanza, y no se podía liberarlo porque no llegaba la orden judicial.
Luego de que la Policía intentara que la Protectora de Animales se hiciera cargo, y de no lograrlo -por la supuesta violencia del perro-, “Chiquito” fue trasladado hasta la Sección Perros de la Comisaría del barrio La Orilla, en Esperanza.
Luego de un tiempo la Sección fue trasladada pero el perro quedó allí, a cargo del personal policial. En su momento, el titular de la repartición, Juan Candia, explicó que no podían hacer otra cosa que mantener allí al animal hasta tanto les llegara una orden judicial que decidiera su suerte.
Durante estos 7 años a “Chiquito” le envió comida balanceada una de las más reconocidas marcas de alimento para caninos, y los policías de esa comisaría alimentaron y cuidaron al animal. También, se preocuparon – pagando de sus propios bolsillo- que todos los meses el perro tuviera un control veterinario, con desparasitación y colocación de las vacunas correspondientes.

Chiquito

Fuente: www.laopinion-rafaela.com.ar

Chiquito.. descansa en paz…te fuiste de este mundo sin una condena firme… pero respetaste a rajatablas la decisión del ser humano!!! tenerte encerrado por un error que cometiste, hasta tu muerte.. total a quién le importa la suerte de un pobre animal… balanceado y atención veterinaria no es lo que necesita una mascota… el cariño y un HOGAR es lo más importante!! Perdón Chiquito en nombre de todos los que amamos los animales!!!el ser humano algún día comprenderá la importancia de los animales y aprenderá más de ellos…