Me encontraba asustado, dolorido y todo ensangrentado. Entonces busqué refugio en alguna casa…Pero la dueña se debe haber asustado al ver mi aspecto y llamó a alguien por TE. A los pocos minutos llegaron en una camioneta 3 personasy me llevaron a un lugar donde había varios perros más, de todos tamaños y colores…

Escuché que decían que como era un perro muy grande me iban a dejar en un canil improvisado afuera del predio para tenerme más controlado.. me dolía mucho mi lomo, pero estaba tranquilo porque me daba cuenta que esta gente parecía buena y me iban a cuidar y a tratar de curarme…

Fueron pasando los días y el dolor que tenía se iba agudizando hasta el punto que ya no podía levantarme y caminar… vino una señora a revisarme, me trató muy amorosamente, pero su mirada me decía que las cosas no estaban bien. Siempre mantuve mi calma, esperando qué podían hacer por mí, realmente estaba muy dolorido..

Pasaron dos días y ya no caminé más, el dolor era más fuerte. Entonces me llevaron a una veterinaria, oí que Alcides le pedía a la doctora que por favor no me sacrificaran.. qué será eso me preguntaba???

Bueno, las chicas me trataron con mucho cariño me curaron, me pusieron algunos antibióticos, me sacaron unas radiografías y dijeron que difícilmente volvería a caminar…

Ahí me puse muy triste!!! Si lo único que quería yo siendo cachorro era jugar!!¡!Dijeron que iban a esperar mi evolución,¡¡¡ que realmente si volvía a caminar era un milagro!!!

Me llevaron otra vez al refugio. Don Alcides me ponía todos los días unas inyecciones, y me hacía masaje en mis patitas… también tenía mi propio colchoncito para dormir cerca de su camioneta… ¡¡¡cómo me gustaba romperlo en pedacitos para entretenerme!!!, ya que no podía moverme de ese lugar y no tenía otro juguete… Alcides me llevaba hasta los pastos para que pudiera hacer mis necesidades, tomar agua, comer y luego muy suavemente me colocaba devuelta en el colchón… nos hicimos muy amigos!!! Nunca me habían tratado así, con tanto cariño!!!!

Había unas chicas que venían a verme muy seguido, me traían un alimento especial sólo para mí y la medicación que tenían que suministrarme…

De a poco el dolor fue cediendo y empecé a levantarme solito.. ¡¡¡qué lindo era ir hasta mi comedero solo!!!pero las patitas no me respondían bien, así que Alcides me tenía que ayudar.. ¡¡¡qué paciencia!!!

Los días fueron pasando y los doctores decían que me recuperaba rápido…. No volví a escuchar la palabra sacrificaran.. ¡¡¡a todos los que me visitaban se los veía contentos y yo les respondía a sus caricias moviendo la cola!!!

Empecé a caminar con normalidad y perseguía a Don Alcides por todo el patio de la casa, buscando un hueso para comer, porque por más que los doctores dijeron que tenía que comer ese alimento especial para mi piel,¡¡ a mi me gustaba mucho robarme unos huesos!!!

Hasta que un sábado por la tarde apareció un chico que había visto un par de veces cuando no estaba muy bien, recuerdo que decía que si me recuperaba me adoptaría…¡¡¡y cumplió!!! Vino a buscarme, ¡¡¡me iría otra vez a un hogar!!! Escuché que decían que iban a probar si me acostumbraba porque soy un perro grande y mi raza no tien muy buena fama.. 

¡¡¡Estaba feliz porque me iba de paseo con Don Alcides en su camioneta!!! Sentadito bien al lado suyo salimos del refugio y me llevó hasta una casa.. ahí me esperaba Jorge….muy emocionado y expectante…  junto a su mujer y a su pequeña hijita.

Hoy somos muy compinches, me sigo recuperando de mi lesión, para ello…. Me lleva todos los días cuando vuelve de trabajar a caminar y realmente estoy muy feliz porque ¡¡¡ encontré unos dueños nuevos que me aman y cuidan con mucha atención!!!

Mis anteriores dueños me dejaron en la calle porque nací con un problema en la piel y me lastimaba con mucha facilidad y sangraba…al estar solito y asustado porque nunca había estado en la calle, tuve la mala suerte de ser atropellado y nadie se bajó del auto para ver lo que me había pasado…

Por todo esto quiero agradecerles a Alejandra, Vanesa, Eduardo, Alcides, Lorena, Patricia, Toti, Bety, Valeria por todo lo que hicieron por mí. Hoy puedo decir que estoy muy feliz y me gané el cariño de mis nuevos dueños.. no creo que me lleven de vuelta al refugio…aunque los extraño, sé que para ellos tampoco fue fácil mi partida, pero prometieron seguir visitándome, ¡¡¡mis amigos del alma!!!

A veces pienso la suerte que tuve al ser encontrado por estas personas, ojalá no haya otro perrito que tenga que pasar por lo que pasé yo hasta encontrar alguien que realmente me quiera.

Les escribe Gringo desde su nuevo hogar….el hogar que Jorge Ferrero y su familia decidieron compartir conmigo. MUCHAS GRACIAS!!!

 

Anuncios