Ya se acercan las fiestas, numerosos eventos se preparan para despedir el año. Y allí comienzan los problemas. Se escuchan rompeportones, cohetes y todo lo que el hombre ha inventado en el rubro pirotecnia. La verdad, no todos los inventos son buenos. En eso estamos de acuerdo.

Y llega diciembre, el mes mas lindo para muchos. Muchos saludos, llamadas, e.mails deseando lo mejor para el año próximo. Se descorchan botellas de sidras, de champagnes y más. Y se tiran cohetes, fuegos artificiales.
Pero también llega el mes en que los perros sufren, se asustan y desaparecen. El menor estruendo los ahuyenta y nadie más los ve. ¡Se han perdido tantos perros en las fiestas de fin de año! Deberíamos intentar no usar petardos, sobre todo aquellos de ruido ensordecedor que taladran nuestros oídos y los de los pobres animalitos.
Debemos pensar antes de comprarlos y preguntarnos: ¿Y si nos pasa algo, o a nuestros hijos? ¿Y si mi perro desaparece?
Cierta clase de pirotecnia es bonita, las llamadas estrellitas que te dan cuando eres pequeño, los globos, los fuegos artificiales tan coloridos que inundan nuestro cielo con bellos colores. Pero: ¡cuidado con ellos! Oír esos tremendos ruidos que hacen temblar todo el cuerpo no son buenos y para nada saludables.

Tantos se lastiman, pierden sus dedos, ojos, manos luego de usarla. Cuando se dejo de usar la pirotecnia en alta cantidad disminuyeron las quemaduras, lastimaduras. Los Hospitales estaban vacíos. Hay que intentar desterrar aquello que daña a nosotros y a nuestros congéneres.
Es tan triste saber que un perro desapareció luego de que un cohete cayera muy cerca de él, ellos tienen oídos muy sensibles. Y como los toros que suelen hacer estampidas, así corren los perros y desaparecen. Y a veces para siempre. Luego todos lloran y buscan al pobre animal pero el daño ya está.
Piensen antes de usar Pirotecnia, en esto se les puede ir la vida. Y si la usan tomen precauciones. Por su bien y el de los animales.
Fuente: [LETICIA TERESA PONTONI]

Anuncios